5 de enero de 2014 / 10:32 p.m.

Monterrey.- El periodo vacacional de diciembre trajo fiesta y júbilo por los festejos de Navidad y Año Nuevo, aunque además dejó horribles recuerdos a quienes transitaron en carreteras al ser víctimas de accidentes fatales.

Tan sólo durante el periodo conocido como Guadalupe – Reyes, considerado del 12 de diciembre al 6 de enero, las carreteras de Nuevo León y aledañas tuvieron percances considerables.

El primero de ellos ocurrió justo tras los festejos de Navidad, cuando la mañana del 25 de diciembre un autobús que salió de la Central de Autobuses con destino a Guadalajara volcó en los límites de Ramos Arizpe y Saltillo, en el vecino estado de Coahuila, dejando un saldo de siete muertos y 19 lesionados.

Dicho percance se originó aparentemente por exceso de velocidad y una dormitada por parte de Rigoberto Navarro García, de 47 años de edad, chofer de la unidad 9505 perteneciente a Transportes del Norte. Entre los lesionados se encontraron personas de todas las edades y procedencias, debido a las fiestas decembrinas y las visitas familiares.

El 26 de diciembre, una familia vivió la tragedia luego de que, al circular en un Chevy por el Libramiento Noroeste, en Escobedo, chocaran por el pavimento resbaladizo con un tráiler, muriendo los padres y sobreviviendo los dos hijos.

Los padres, Gustavo Del Ángel Pérez, de 39 años, y su esposa Marcelina Marcial Bautista, de 34, terminaron prensados en la cabina del auto compacto. Incluso autoridades que llegaron al lugar señalaron que la madre de familia se encontraba con signos vitales débiles, pero protegiendo a su hijo menor de cinco años. El otro menor lesionado, un joven de 14 años también resultó con lesiones internas de consideración.

Otro percance ocurrió el 29 de diciembre, cuando una familia acudió a ver los paisajes nevados de la Sierra de Santiago, desbarrancándose y cayendo su auto por más de 100 metros.

La familia, habitante de la colonia Moderna, en Monterrey, aprovecharon el paisaje y las vacaciones para acudir a observar la nieve, pero tras regresar del paseo se desbarrancaron en una zona de curvas de la Carretera de Laguna de Sánchez a la Cola de Caballo, antes de llegar al entronque con la que conecta a Puerto Genovevo.

Los lesionados, entre los cuales había un menor de cuatro y una más de 1 año, tuvieron que ser rescatados con cuerdas y el helicóptero de Protección Civil del Estado.

Horas antes de recibir el 2014, un autobús de la línea Senda volcó su marcha sobre la carretera Nacional, a la altura del municipio de Allende. En el percance, originado tras derrapar en una curva y perder el control, al menos 18 de los 44 pasajeros resultaron lesionados, así como falleciendo una mujer de la tercera edad. Los lesionados fueron trasladados a diversos hospitales por los cuerpos de auxilio.

Ya en el 2014 los percances continuaron. El pasado viernes una familia tuvo un trágico accidente en el que dos de sus integrantes murieron y dos más resultaron con lesiones graves mientras viajaban en la autopista a Laredo, a la altura de Sabinas Hidalgo al volcar su camioneta.

En el sitio murieron madre e hija, e incluso el cuerpo de la joven de 17 años quedó partido a la mitad; quedando lesionados el padre de familia y un pequeño de apenas 3 años. El percance se originó por exceso de velocidad mientras la familia viajaba de Guanajuato hacia Texas.

Ese mismo día, pero con 10 kilómetros de diferencia, tres familias se vieron afectadas luego de que un tráiler quedara sin frenos.

El tráiler de la empresa Gume circulaba a exceso de velocidad y terminó por chocar por la parte trasera de una camioneta Suburban, y a su vez a una Van, siendo ésta última la que volcó y terminó por golpear a una camioneta Lobo. En el percance dos de los vehículos se incendiaron y resultaron cinco personas lesionadas.

El último de los percances carreteros fue la volcadura de un tráiler en la carretera a Saltillo a la altura del kilómetro 55, cuando el trailero Manuel Fraile Cruz dormitó y volcó su vehículo y doble remolque.

Debido a que el tráiler cayó bajo un puente de dicha carretera y que el incidente ocurrió de madrugada, no se reportó el mismo a la brevedad, por lo que aunado a que el rescate del conductor se prolongó por varios minutos, éste quedó atrapado en la cabina del tráiler por espacio de casi tres horas.

Israel Santacruz