SANDRA GONZÁLEZ @sandragonzalezc
1 de julio de 2015 / 06:14 p.m.

Monterrey.- Pese a que la Procuraduría de Justicia comprobó la ebriedad del doctor que chocó y dio muerte a dos personas, un juez de control lo dejó en libertad porque desestimó las pruebas presentadas por el Ministerio Público.

De acuerdo con el procurador, Javier Flores, el juez negó la prisión preventiva porque la prueba se practicó hasta 11 horas después de que ocurrió el accidente y se aprovechó que el responsable estaba hospitalizado.

“Hasta donde tengo conocimiento, decían que no era una prueba obtenida legalmente por la extracción de fluidos la que se realizó once horas, si no fue una prueba que se obtuvo del hospital cuando estaba ahí, pero lo importante para nosotros es justificar efectivamente el estado de ebriedad en que conducía”, explicó.

Ante esto se busca el acuerdo reparatorio de los daños aunque la PGJNL insistirá en que el responsable vaya a prisión por culpa agravada.

Al cuestionar de quién es la responsabilidad del procedimiento que desestimó el juez, Flores Saldívar se limitó a señalar que el tiempo fue el factor a considerar ya que pasaron nueve horas hasta que Tránsito de Monterrey puso a disposición al imputado.

“El diseño, la estrategia que nosotros hicimos fue en representación de las víctimas y si la autoridad judicial dio un resultado contrario a nosotros, nosotros tenemos los recursos legales para impugnarlo, es una resolución de un Juez de control de primer instancia que va a ser revisado por el tribunal”, dijo.

Fue la madrugada del 23 de junio cuando Luis Sánchez Escalante, de 39 años conducía bajo los influjos del alcohol por la avenida Lincoln y no respetó la luz roja del semáforo, impactando el vehículo en donde viajaba la pareja que regresaba de un hospital.