REDACCIÓN
21 de febrero de 2017 / 09:07 a.m.

MONTERREY.- La Procuraduría de Justicia del Estado busca a Brandon Manuel Trejo Rodríguez y a José Antonio Rendón Zapata como los principales autores materiales del asesinato del fiscal José Luis de León.

Ellos fueron delatados por el único detenido del caso, José Eduardo Hernández Martínez, de 24 años, quien quedó vinculado por el delito de homicidio calificado.

José Eduardo, quien tiene antecedentes criminales fue detenido minutos después de que sus cómplices ejecutaron al agente del Ministerio Público el pasado 6 de febrero al llegar a su domicilio ubicado en la colonia Contry Las Águilas, en Guadalupe.

Tras ser capturado por elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones, José Eduardo señaló que los dos hombres lo contrataron para realizar labores de halconeo afuera del domicilio del servidor público, a quien vigiló durante tres días a cambio de 6 mil pesos.

Durante la audiencia que se celebró este domingo y en la que, José Eduardo fue presentado por homicidio calificado ante un juez de control, salió a relucir que además de vigilar los movimientos del fiscal, también tuvo que cuidar las armas que utilizaron los prófugos, las cuales permanecieron tres días en el lugar.

Además se confirmó que el detenido fue identificado con documentos que los investigadores encontraron en una chaqueta que dejó tirada en la guarida improvisada que tenía.

Ahora, Hernández Martínez enfrenta dos carpetas judiciales, una por delitos contra la salud, y otra por el homicidio calificado.

Por lo que deberá permanecer en el Cereso de Cadereyta, a donde fue trasladado horas después de su captura. Mientras los autores materiales del hecho continúan prófugos de la justicia.