22 de febrero de 2014 / 12:26 a.m.

Santa Catarina.- El policía de Santa Catarina que el pasado 11 de febrero baleó supuestamente jugando, a su compañero, está arraigado, y  como el afectado falleció la madrugada de este viernes, tendrá que enfrentar el delito de homicidio.

Javier Jiménez López fue arraigado horas después de los hechos, como presunto responsable del delito de homicidio en grado de tentativa.

Pero, por el deceso de su compañero Carlos Pérez Gómez, el agente del Ministerio Público que integra la averiguación del caso tendrá que variar el delito para atribuirle la presunta responsabilidad por el de homicidio.

Pérez Gómez, quien se encontraba hospitalizado desde el día de los hechos, no sobrevivió al balazo que recibió en la cara y que durante 10 días lo mantuvo en coma.

Antes de quedar retenido bajo investigación, Javier Jiménez López compareció dentro de la averiguación previa que le iniciaron y en su declaración aseguró que el arma se le disparó por accidente, mientras jugaba con el compañero que finalmente murió y quien nunca reaccionó para declarar en torno a los hechos.

Por lo que, la Procuraduría de Justicia sólo cuenta con el dicho del uniformado arraigado, porque no hubo testigos de los acontecimientos que ocurrieron afuera de una tienda de conveniencia, a donde los servidores públicos municipales habían llegado a realizar una compras.

REDACCIÓN