28 de mayo de 2014 / 06:29 p.m.

Monterrey.- Dos paisanos quienes habitan en Roma,Texas denunciaron ser víctimas de extorsiones y amenazas a manos del comandante de la policía ministerial destacamentado en Cerralvo, Nuevo León, a donde frecuentemente viajan para visitar a sus familiares.

Fue desde el pasado 14 de Marzo, cuando el agente, identificado como Antonio Rodríguez, conocido como el Comandante "Toño", los detuvo cuando se encontraban al interior de un taller mecánico, a donde habían acudido como clientes, para reparar un vehículo por una falla en el sistema de frenos en la Colonia Bernabé Botello de esa localidad rural.

Los denunciantes, identificados como Rodolfo Iván Salazar Cantú de 28 años y Edilberto Gutiérrez Pérez de 35 años, revelaron que tras ser interceptados, el agente ministerial les exigió que les entregara 100 mil pesos en efectivo, para liberarlos y no consignarlos, tras presuntamente encontrar en el negocio un envoltorio de mariguana.

Sin embargo, solo pudieron reunir la cifra de 50 mil pesos, a lo que el comandante accedió para que abandonaran las celdas del destacamento.

A partir de esa fecha, ambos trabajadores, constantemente son detenidos y amenazados por el agente ministerial, quien les exige dinero para no involucrarlos en hechos delictivos, o bien no sembrarles armas o drogas.

Los dos afectados, acudieron junto con un abogado, hasta las instalaciones de la Agencia del Ministerio Público Especializada en Delitos contra Servidores Públicos y Electorales, sin embargo, fueron enviados a Palacio de Justicia para que interpusieran la denuncia de manera formal.

Los paisanos temen por su integridad física y la de sus familias, o por el contrario que sean involucrados en actividades ilícitas.

Dentro de la denuncia los afectados también involucran a un agente del ministerio público y un escribiente a quienes solo identifican con los nombres de "Octavio" y al "Licenciado Eliezer", quienes también estuvieron presentes durante los actos de intimidación y extorsión.

Ambos trabajadores exigieron a la Procuraduría de Justicia de Nuevo León, investigar los actos ilícitos de los funcionarios públicos.

FOTO: YADITH VALDEZ

YADITH VALDEZ