MAGALY MONSIVÁIS
15 de marzo de 2016 / 03:12 p.m.

Allende.- Una banda dedicada al robo de caballos tiene en alerta a los habitantes de la comunidad La Cascara, en Allende, Nuevo León.

El señor Antonio Tamez se encuentra muy triste, luego de que la noche del domingo sus dos yeguas le fueran robadas de las caballerizas donde las atiende.

El afectado comentó que sus animales están evaluados en 50 mil pesos cada uno.

"Son animales de estima y tienen rienda charra, una de ellas estaba preñada, son las que utilizaban los niños para pasear, no son broncos", aseguró.

Dejando a un lado el valor monetario, Antonio Tamez, recalca el valor sentimental hacia sus yeguas 'La Madonna' y 'La Maja', con las que tenía 14 y 6 años, "Una de ellas nació ahí en el rancho y la otra la tenía desde potranquita", comentó.

Tras ser alertado del hurto por uno de sus empelados, Antonio Tamez, interpuso la denuncia en el Code de Montemorelos, pero al parecer las autoridades no mostraron mucho interés en el caso.

"Nos dijeron que iban a investigar, pero lo más seguro es que no", dijo.

Los habitantes de la comunidad se encuentran sumamente preocupados, pues hasta el momento son aproximadamente 10 caballos los que se han robado de los ranchos.

Versiones de los afectados señalan que la alerta que se mantiene es debido a que los animales son vendidos para hacer carne seca o se los facilitan a las carnicerías de Allende.

"Hurtan los animales, los sacrifican en la misma noche y luego los venden en la mañana, para hacer carne seca", comentó Antonio Tamez.

El modo de operar de la banda de delincuentes es por la noche; ingresan a los ranchos, posteriormente los sacrifican y luego hacen negocio con ellos.

Para ingresar a la caballerizas del afectado, los delincuentes destruyeron la cerca de su terreno y aparentemente los sacaron caminando para luego subirlas a una camioneta y huir.

Antonio Tamez declaró estar sumamente preocupado, pues es la primera vez que la delincuencia da un golpe contra sus animales.