FOTO: EspecialCON INFORMACIÓN DE YADITH VALDEZ
10 de diciembre de 2014 / 02:56 p.m.

Monterrey.- La Procuraduría General de Justicia de Nuevo León (PGJE) descartó que el homicidio de una bebé de un año en San Nicolás derivó de una venganza por presunto despido y falta de pago del padre de la menor a uno de sus ex trabajadores.

Luego de que Omar Ernesto de 30 años y su esposa señalaran al ex trabajador y su respectivo amigo como responsables del infanticidio con arma de fuego, los agentes ministeriales detuvieron a los señalados, y tras interrogarlos quedó descartado el móvil de vendetta, sin embargo permanecen detenidos como parte de las investigaciones. 

El padre de la bebé asesinada permanece hospitalizado debido a heridas por arma de fuego en una mano. La bebé de un año fue atacada la noche del lunes en su domicilio de la colonia Peña Guerra; la bebita recibió un balazo en la espalda y murió la mañana del martes en el Hospital Metropolitano.