12 de enero de 2014 / 06:54 p.m.

Monterrey.- Una banda de secuestradores y extorsionadores fue desarticulada por la Agencia Estatal de Investigaciones y sus integrantes fueron internados ayer en el Penal del Topo Chico. 

Los detenidos son Samanta Angélica Valdez Oviedo, de 32 años, quien habita en la colonia Jardines del Canadá, en Escobedo.

Junto con Samanta fue detenida Melissa Alejandra Vázquez Domínguez, 23 años, domiciliada en la colonia Ignacio Zaragoza, en Guadalupe. 

Asimismo, detuvieron al líder de la banda identificado como Víctor Manuel landa Villareal, de 22 años, quien habita en la colonia Valle de San Rafael, en Guadalupe. 

Los otros detenidos son José Marcos Treviño Cardona, 25 años, Julián Ayala Morales, de 23 y Jonathán Eduardo Ramírez Salazar, de 22. 

A través de un boletín, la Procuraduría de Justicia en el Estado informó que los integrantes de la banda fueron detenidos el pasado 28 de noviembre, luego de que realizaron la investigación de una denuncia presentada por una víctima de extorsión.

Al tomar parte de la investigación, elementos del grupo antisecuestros tomaron parte en la negociación y acordaron entregar 30 mil pesos en lugar de los 150 mil pesos que solicitaban al afectado con tal de no dañar a sus familiares.

El acuerdo fue entregar el dinero en punto de las 20:00 del mismo día y el efectivo lo dejarían en una camioneta Honda Odissey estacionada afuera de un restaurante ubicado en el cruce de avenida Venustiano Carranza e Hidalgo en la colonia Mirador, en Monterrey.

Ante esto se desplegó un sigiloso operativo del grupo antisecuestros y detuvieron a Samanta Angélica, quien recogió el dinero y luego se dirigió con Melissa Alejandra. Quien la esperaba por la avenida Hidalgo. Ambas confesaron que entregarían el dinero al líder de la banda, en un bar de la colonia Tecnológico.

Los investigadores acudieron al referido lugar y detuvieron a  Víctor Manuel Landa.

Tras el interrogatorio de los tres detenidos, los elementos lograron detener a José Marcos Treviño Cardona, en la colonia San José, a quien le encontraron un envoltorio de cocaína.

El 2 de diciembre, detuvieron a Julián Ayala Morales y siete días después detuvieron a Jonathán Eduardo Ramírez Salazar, arrestado en la colonia Hacienda del Topo, en Escobedo.

El líder de la banda confesó que planeó el secuestro de la propietaria de varias ferretería en Escobedo el pasado 3 de octubre y para ello contactó a Jonathán Eduardo, a Samanta y a Julián y se dirigieron en el primer sector de la colonia Jardines de Escobedo, donde esperaron a que saliera la comerciante.

Después de seguirla, cerraron el paso a la camioneta Chevrolet Trail Blazer 2002, la sometieron en el mismo vehículo y luego de vendarle los ojos, la ataron de manos y pies y en el mismo vehículo se dirigieron a un motel de la carretera a Laredo donde la mantuvieron cautiverio  y después de cuatro horas, la familia pagó un rescate de 500 mil pesos; le habían pedido un millón.

Julián recibió como pago 50 mil pesos, los cuales gastó en antros y alcohol, mientras que Jonathán Eduardo le tocaron mil pesos, en tanto a Samanta que cuido a la señora en el motel, recibió 50 mil pesos.

A José Marcos le pagaron 30 mil pesos, mientras que el líder se quedó con 270 mil pesos.

Tras el secuestro, planearon la extorsión del comerciante por lo cual ganarían 150 mil pesos, y Melissa y Samanta se encargaron de recoger los 30 mil pesos acordados como adelanto, el cual dejarían en la llanta de una camioneta Odissey que estaba estacionada en las calles Hidalgo y Venustiano Carranza y fue cuando los detuvieron.

Todos fueron arraigados y ayer se ejercitó acción penal en contra de las dos mujeres y los cuatro hombres, quienes quedaron a disposición del juez penal de Escobedo. 

REDACCIÓN.