AGUSTÍN MARTÍNEZ 
25 de agosto de 2015 / 11:03 p.m.

Cadereyta.- La comunidad La Haciendita, en el municipio de Cadereyta, se encuentra de luto.

De ese lugar, ubicado a más de 60 kilómetros de Monterrey, era originario el soldador Mauro Omar Ramírez Jiménez, quien murió electrocutado la tarde del lunes al intentar conectar unos cables eléctricos a un transformador.

El hombre de 40 años de edad dejó dos hijas, de 22 y 14 años, respectivamente. Enviudó a mediados de 2014.

Sus seres queridos, en el ejido La Haciendita, lamentaron el acontecimiento ocurrido el lunes en un área de talleres ubicada en la avenida Penitenciaría, en la colonia San José, en Monterrey.

Despedirán en Cadereyta a solador que murió electrocutado
Mauro tenía varios años viviendo en Monterrey, pero con frecuencia visitaba a sus familiares en La Haciendita / AGUSTÍN MARTÍNEZ

“Fue algo muy triste, porque no lo esperábamos. Fue una noticia muy lamentable, porque era una persona muy joven”, expresó Olga Guillén Álvarez, tía del ahorafallecido.

Mauro Omar era soldador y pailero. Vivía desde hacía algunos años en Monterrey, pero nunca se olvidó de la tierra que lo vio nacer. Visitaba a sus familiares frecuentemente.

“Una persona muy servicial. Muy buena gente. Muy querida por todos. En su carácter se veía una persona muy contenta. Así era él. Siempre con su sonrisa en la boca y siempre muy amable”, recalcó el ama de casa.

El cuerpo del trabajador sería llevado a La Haciendita entre la noche del martes y la madrugada del miércoles, para ser despedido por los poco más de 400 habitantes.

“Pues ahorita en eso andan, pero hasta ayer (lunes) todavía no definían el funeral. En eso están y el cuerpo lo traerán más tarde para sepultarlo aquí mismo, en el panteón de Dolores”, precisó, por su parte, Nidia de la Cruz, cuñada del infortunado.

Tras la muerte de Ramírez Jiménez el dolor volvió a hacerse presente en el seno de esa familia de Cadereyta.

Apenas el año pasado falleció, debido a una terrible enfermedad, la esposa de Mauro.

Y hace 23 años fallecieron el señor Ricardo Ramírez España y su hijo Juan Manuel Ramírez Jiménez, padre y hermano, respectivamente, de Mauro Omar.

Ellos sufrieron una volcadura mientras viajaban en un tráiler en la zona de San Isidro, en el municipio de Los Ramones.

El soldador perdió la vida momentos después de las 19:00 horas del lunes, al sufrir una descarga de 13 mil voltios al intentar “colgarse” de un poste de la Comisión Federal de Electricidad.

Laboraba en un taller ubicado en el cruce de Penitenciaría y Fidel Velázquez. Alrededor de las 18:30 horas se fue la luz en ese punto y él se acomidió a conectarse, pues él y sus compañeros tenían varios trabajos pendientes por terminar.

Tras el terrible hecho el cuerpo del trabajador quedó pendiendo de uno de los tablones del poste, hasta que finalmente cayó junto a un árbol.