AGUSTÍN MARTÍNEZ
24 de junio de 2017 / 04:42 p.m.

GUADALUPE.- Elementos de la Policía Municipal de Guadalupe detuvieron a dos supuestos viciosos, en el preciso momento en el que huían después de saquear un restaurante de pollo frito.

Los presuntos delincuentes llevaban ya tres cajas registradoras, 24 refrescos en lata y otros objetos de valor, que sustrajeron cuando el negocio estaba cerrado en horas de la madrugada.

A disposición de las autoridades investigadoras se encuentran quienes dijeron llamarse Juan y Armando, de 18 y 19 años de edad, respectivamente.

Ellos fueron capturados durante las primeras horas del viernes en en las avenidas Acapulco y Nora Quintana, en la colonia Eduardo Caballero.

Los patrulleros realizaban un recorrido de vigilancia rutinaria, cuando observaron que los dos sospechosos salían del negocio de comida rápida, en el cual no había servicio a esa hora.

Al percatarse de la presencia de los oficiales, ambos jóvenes comienzan a correr y se dirigen hacia el estacionamiento, donde finalmente fueron interceptados y sometidos.

En esa área del estacionamiento los sujetos tenían ya tres cajas registradoras, de las cuales dos estaban dañadas y la restante se veía completa.

También tenían en su poder una treintena de refrescos en lata y cajas con alimentos, como pollo frito y diversos complementos.

Al revisar el inmueble, los oficiales preventivos se dieron cuenta de que la puerta de emergencia estaba abierta, luego de que le fuera forzada la cerradura.

A los sospechosos les leyeron sus derechos, de acuerdo con el protocolo, y luego los trasladaron a la barandilla de la Policía Municipal, donde fueron turnados a la agencia del Ministerio Público para la investigación correspondiente.

Una fuente policiaca allegada a este caso indicó que no se descarta que ambos jóvenes estén relacionados con otros ilícitos cometidos en aquella zona del municipio de Ciudad Guadalupe, Nuevo León.


pjt