MARCIAL PASARÓN y FRANCISCO CANTÚ
14 de junio de 2016 / 10:56 p.m.

San Pedro Garza García.- A tres cuadras de la Presidencia Municipal y frente a cámaras de circuito cerrado conectadas al C-4, militares y policías estatales catearon una casa de seguridad, donde integrantes de los Beltrán Leyva controlaban el flujo y venta de droga en el municipio de San Pedro. 

Lo anterior trascendió alrededor de las ocho de la noche del martes, cuando en un despliegue de Fuerza Civil y Policía Militar tomó por sorpresa a quienes se encontraban en la residencia ubicada sobre las calles de Reforma, entre Morelos y Benito Juárez.

Capturan a 2 narcomenudistas tras cateo en casa de San Pedro
La vialidad en esas arterias fue cerrada por las fuerzas armadas. | CARLOS RANGEL
Capturan a 2 narcomenudistas tras cateo en casa de San Pedro
La irrupción de la policía y federales sorprendió a dos sujetos que se encontraban en el interior de la casa, pintada en color crema. | CARLOS RANGEL
Capturan a 2 narcomenudistas tras cateo en casa de San Pedro
La casa asegurada se encuentra frente a dos cámaras de circuito cerrado de seguridad municipal conectadas al C-4 local. | CARLOS RANGEL
Capturan a 2 narcomenudistas tras cateo en casa de San Pedro
Servicios Periciales tomaron evidencias luego de la catptura de los dos sujetos.| CARLOS RANGEL
Capturan a 2 narcomenudistas tras cateo en casa de San Pedro
Uno de los integrantes logó escapar. | CARLOS RANGEL

A pesar de la rápida acción, los delincuentes lograron correr hacia la parte trasera de la finca y llegar hasta el techo de los domicilios que se encuentran en esa zona.

Ante la mirada de incertidumbre de automovilistas, algunos de ellos abandonaron sus autos y corrieron buscando refugió, los militares y efectivos de Fuerza Civil cercaron varias cuadras, pero uno de los sujetos logró darse a la fuga.

El segundo de ellos en su afán por evitar la detención, cayó de una altura de cinco metros, causándose fracturas expuestas en ambas piernas, el delincuente, identificado como José Martín García, quedó en medio de la calle Porfirio Díaz, arteria que está en la parte trasera de la casa.

El inculpado fue atendido por personal de la Cruz Roja de Monterrey, quienes lo trasladaron bajo un fuerte operativo de seguridad hacía el Hospital Universitario.

Al mismo tiempo, pero sobre la calle de Miguel Hidalgo y Libertad, efectivos fuertemente armados lograron interceptar a bordo de una camioneta tipo Ram a José Valdemar, quien según las pesquisas, era el encargado de cuidar las maniobras de quienes utilizaban la casa como resguardo.

Los elementos estatales le aseguraron 60 dosis de cocaína en piedra, 10 pequeños envoltorios de cocaína en polvo, 6 envoltorios de marihuana, una bolsa con dos piedras de cocaína al igual que mil 90 pesos en efectivo y un arma AK47 con cuatro cargadores y siete cartuchos hábiles.

Durante el cateo a la casa, las autoridades revelaron que se aseguró varias dosis de cocaína en piedra, cuyos sobres tenían impreso la figura de un oso, 18 cartuchos hábiles 300 WIN para arma larga, una báscula gramera, tres teléfonos celulares y un caballo.

También se dio a conocer que en el interior se localizaron a dos niñas, un joven y una mujer de la tercera edad, de quienes no se especificaron los nombres ni las edades.

Hasta la noche del martes las autoridades trataban de establecer si las personas encontradas en la casa eran víctimas de un secuestro.

La casa asegurada se encuentra frente a dos cámaras de circuito cerrado de seguridad municipal conectadas al C-4 local.

Vecinos del lugar señalaron que en varias ocasiones alertaron vía denuncia anónima la presencia de personas armadas que entraban y salían de ese domicilio, sin embargo, nunca hubo respuesta de las autoridades municipales.

Luego del operativo, los elementos policiacos permanecían durante la madrugada en los alrededores de la casa.