MARCIAL PASARÓN
30 de septiembre de 2016 / 06:52 a.m.

MONTERREY.- A lo largo de 15 kilómetros, un conductor en estado de ebriedad trajo en jaque a la policía de San Nicolás quienes no pudieron darle alcance hasta que intervinieron efectivos de Monterrey en la colonia Independencia.

Abordo de un auto Sparck con placas de Nuevo León,
el tripulante del vehículo protagonizó una persecución desde la avenida Unión en San Nicolás.

Se estableció que en esa arteria policías a bordo de una camioneta Ram, le marcaron el alto y trascendió que el conductor, quien no fue identificado por esa corporación, hizo caso omiso de la orden.

Al huir, según se reportó, tiró una mochila en color negro por una de.las ventanas y desde ese lugar emprendió la huida.

Durante 40 minutos provocó una persecución que se prolongo a lo largo de 15 kilómetros.

A pesar de circular en un auto compacto, el inculpado se desplazó por varias avenidas entre San Nicolás y Monterrey.

Detrás de el unidades tipo Ram lo siguieron sobre avenidas como Bonifacio Salinas y Constitución.

Al no poder darle alcance, se vieron en la necesidad de pedir ayuda a uniformados de Monterrey.

De esta manera los efectivos regiomontanos orquestaron un rápido operativo y en cuestión de minutos lograron detener al hombre.

La detención se efectúo en el cruce de 16 de septiembre y San Luis Potosi en la colonia Independencia, donde la policía de Monterrey espero el arribo de las unidades nicolaitas.

En la escena de la detención trascendió que al conductor se le encontró en su poder droga, pero esto no fue confirmado por las autoridades.