MULTIMEDIOS DIGITAL
17 de febrero de 2017 / 06:17 p.m.

MONTERREY.- A cuatro años de que había logrado ser absuelto de la probable responsabilidad en la fuga masiva de 37 reos en febrero del 2012, en el Cereso de Apodaca, que dejó 44 muertos, un ex celador fue detenido tras una orden de aprehensión que giró el juez quinto de distrito en materia penal.

Se trata de Ramiro Cortez Garza, quien el pasado miércoles fue capturado por elementos de la Agencia de Investigación Criminal de la delegación estatal de la PGR.

Los investigadores federales localizaron a Cortez Garza en su domicilio ubicado en el centro del municipio de Salinas Victoria.

Tras ser detenido el ex celador fue trasladado al penal del Topo Chico donde quedó a disposición del juzgador federal que lo va a procesar por el delito de evasión de presos.