10 de marzo de 2014 / 11:35 p.m.

Monterrey.- Privado de la libertad y a disposición de un agente del Ministerio Público ha pasado las últimas horas el joven automovilista, Zuri Sadai Lumbreras Martínez, quien la madrugada del domingo le causó la muerte a su novia en un accidente.

El joven es investigado por el delito de homicidio imprudencial, pero estos cargos no son considerados graves y él tiene el derecho a la libertad bajo caución.

Trascendió que la mañana del lunes, a poco más de 24 horas del percance, acudieron a la Unidad de Investigación de la Procuraduría de Justicia algunos familiares de la víctima Mayra Irene Cantú Ortiz.

Se estableció que los deudos podrían llegar a un acuerdo con los padres y el abogado del inculpado; en este caso cabe el perdón legal debido a la afinidad o relación con la víctima.

De esa manera, el joven de 30 años de edad inclusive podría quedar libre sin que hubiera la necesidad de depositar una garantía económica, dependiendo de la decisión de los familiares de la mujer, que contaba con 23 años.

El fatal estrellamiento ocurrió alrededor de las 00:30 horas del domingo en el bulevar Antonio L. Rodríguez, frente al estacionamiento de una agencia funeraria, en el poniente de Monterrey.

A bordo de un automóvil Seat Ibiza color gris plata, la pareja se desplazaba de oriente a poniente con rumbo a su respectivo domicilio, en el municipio de Santa Catarina.

El exceso de velocidad y la falta de pericia al conducir sobre pavimento mojado ocasionaron que el joven perdiera el control del volante al pasar por una curva, lo que dio lugar a que el vehículo derrapara varios metros y trepara al camellón central, donde se estrelló en forma brusca contra unas columnas de concreto.

A causa del fuerte impacto y debido a que no llevaba puesto el cinturón de seguridad, la mujer salió proyectada por la ventanilla trasera derecha, quedando sobre el pavimento a unos cinco metros del auto.

Lumbreras Martínez sí llevaba colocado el aditamento preventivo y no sufrió lesiones, por lo que bajó de inmediato y corrió hacia donde estaba su novia, a quien trató de reanimar.

Paramédicos de la Cruz Verde de Monterrey arribaron al sitio y procedieron a revisar al conductor, confirmando el fallecimiento de Cantú Ortiz.

En el lugar donde se registró la tragedia han ocurrido otros percances con consecuencias fatales, como lo señalan las cruces que existen y se han acumulado desde hace algunos años.

Agustín Martínez