12 de febrero de 2014 / 12:56 a.m.

Monterrey.- Acusada de asesinar a golpes a su hijastra de 2 años y medio de nacida, una mujer que actualmente tiene cinco meses de embarazo y que estaba arraigada desde el pasado mes de enero, fue detenida con orden de aprehensión.

Como el delito que enfrenta es grave, pese a su estado de gestación, Mayra Alejandra Hernández Chacón, de 23 años, fue trasladada al penal del Topo Chico por orden del juez cuarto de Monterrey.

Dicho juez la consideró presunta culpable del homicidio calificado de la pequeña Danna Fernanda Rodríguez, quien el pasado 10 de enero murió a consecuencia de contusión profunda de abdomen, de acuerdo a la autopsia que le practicaron los médicos forenses.

La muerte violenta de la menor que padecía el síndrome del niño maltratado, trascendió cuando su padre Luis Enrique Rodríguez Gómez, de 29 años, la llevó de emergencia a la Cruz Verde de Monterrey y eso fue 18 horas después de que permaneció en agonía.

Al recibir a la niña, el médico de guardia de la institución confirmo que ya no contaba con signos vitales, pero además le detecto múltiples hematoma, escoriaciones y edemas en distintas partes de su cuerpecito, por lo que de inmediato reporto el hecho a elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones.

Los investigadores de homicidios interrogaron a Mayra Alejandra y a Luis Enrique por lo ocurrido en el domicilio que rentaban, el cual esta ubicado en la avenida Ferrocarrilera número 2000 de la colonia Ferrocarrilera, en Monterrey.

Pero, Luis Enrique aseguró que el 9 de enero cuando estaba trabajando, su concubina le habló para informarle que Danna había comido un yogurth en mal estado y que se sentía mal, por lo que la llevaría a consultar.

Después le informó que un doctor del centro médico San José le había recetado medicamento por infección estomacal y le extendió un certificado de buena salud que le solicito para inscribirla en una guardería.

Por su parte, Mayra términó asegurando que la niña se lastimó al caer de una mesa plegable a la que se subió para tratar de alcanzar comida de la estufa.

Aunque, la mujer que es madre de tres niños, negó haberle causado algún daño a Danna, el agente del Ministerio Público que integró la averiguación del caso, resolvió que existen suficientes pruebas para considerarla responsable del homicidio.

Por lo que ahora deberá permanecer reclusorio, donde mientras es procesada dará a luz a su cuarto hijo.

REDACCIÓN