IRAM OVIEDO
10 de agosto de 2015 / 11:42 p. m.

Monterrey.- Ha pasado casi un año en que Jonathan Isaí Villarreal Rodríguez se encuentra en la cárcel, acusado de presuntamente, haber estrangulado y calcinado a su esposa en el municipio de Salinas Victoria, pero él sigue asegurando que es inocente porque la declaración la hizo bajo torturas.

El caso se dio a conocer el ocho de septiembre de 2014, luego que la joven Perla Rocío García Luna fue encontrada muerta en una brecha del camino a San Benito, en la comunidad Uña de Gato, en el citado municipio, dejando en la orfandad a dos pequeñitos.

Pedro Moreno Robles, abogado de Jonathan Isaí, aseguró que existen muchas irregularidades, desde que la primera vez fue detenido pero liberado por falta de pruebas, hasta en la segunda ocasión que fue capturado sin orden de aprehensión en León, Guanajuato.

“Hay muchas incoherencias con la detención de este muchacho, porque lo habían detenido, lo liberaron al no haber pruebas y luego lo vuelven a detener”, expresó el litigante.

En el expediente que se encuentra en el juzgado de Escobedo, existe la declaración de Villarreal Rodríguez, en la que manifiesta que su esposa andaba enojada, se salió de la casa con ropa y aparentemente habría tomado un taxi, desapareciendo el siete de septiembre, sin que él le hiciera algo.

Pero luego existe otra en la cual aparentemente confiesa el crimen por celos, llevando el cadáver en una camioneta, comprando un bote con gasolina y prendiéndole fuego.

El abogado agregó que no ha tenido acceso al expediente por el bloqueo del juez Juan Manuel Sánchez Rodríguez.

“El juez Juan Manuel Sánchez Rodríguez me ha vedado el acceso al expediente, me ha vedado anexar un amparo, etcétera, para yo defender mejor a mi cliente”, comento Moreno Robles.

Ante el impedimento de la autoridad, pidió al Presidente del Tribunal Superior de Justicia, Carlos Emilio Arenas Bátiz, que tome cartas en el asunto.

“El Presidente del Tribunal, Arenas Bátiz, es una persona muy recta, con buenos principios y que en su discurso dijo que iría contra los jueces o funcionarios con mala fama, creo que la primera flecha debe ir contra el juez Juan Manuel Sánchez”, apuntó el abogado.

Por lo pronto, Jonathan Isaí aún espera su sentencia, condenatoria o absolutoria, porque desde el Cereso de Cadereyta asegura que es inocente del crimen de su esposa, ya que le han fabricado pruebas supuestamente falsas.