REDACCIÓN 
9 de julio de 2015 / 10:42 p. m.

Monterrey.- A 25 años de prisión fueron sentenciados la bailarina y los dos hombres que le ayudaron en noviembre del año pasado a asesinar e incendiar el cuerpo de un contador público, después de despojarlo de dos mil pesos.

Atanacia Hernández Ponce, José Jordán Castillo Medina y Ernesto Alejandro Torres Palomo recibieron sentencia por parte del juez segundo penal de Monterrey, quien los consideró responsables del homicidio calificado de Jorge Leyva Monsiváis, de 50 años.

El homicidio del profesionista trascendió el 22 de enero del año pasado, cuando los empleados de una empresa de seguridad descubrieron sus restos abandonados y quemándose en un despoblado ubicado en el kilómetro 5.5 del camino a Las Pedreras, a la altura de la colonia La Unidad, en el municipio de Escobedo.

Para ese día, la esposa del contador ya había reportado que estaba desaparecido desde el 20 de noviembre, cuando supuestamente acudiría a festejar el cumpleaños de un mecánico al que conocía.

Tras el asesinato, los elementos del grupo de homicidios de la Agencia Estatal iniciaron las investigaciones y ubicaron a varios de los amigos de la víctima, uno de los cuales refirió haberlo visto acompañado de una joven, de unos 20 años de edad.

Semanas después de los hechos, los investigadores ubicaron e identificaron a la amiga del occiso como Atanacia Hernández, a la que había conocido como bailarina del bar El Tibet, ubicado en el centro de la ciudad.

Los investigadores también localizaron el teléfono celular del contador, el cual, José Jordán había vendido en mil 500 pesos a uno de sus vecinos de la colonia La Unidad.

Mientras los ministeriales realizaban las investigaciones del homicidio, en enero del 2015, Atanacia Hernández y sus cómplices fueron detenidos con droga, por lo que quedaron a disposición de un juez que los procesa por delitos contra la salud.

Al ser capturados, José Jordán y Ernesto Alejandro delataron a la bailarina como la persona que planeó el robo y el asesinato, y para concretarlo citó al contador en su domicilio de la colonia Fomerrey 112, en Monterrey.