27 de agosto de 2014 / 12:22 p.m.

Monterrey.- Una discusión por la posesión de una propiedad hizo que un hombre matara a su hermano a cuchilladas en la colonia América Obrera en el municipio de Guadalupe.

Gerónimo Ramón Pérez Serna de 65 años llegó alrededor de las 19:00 horas de este martes al domicilio de su hermano Julio de 60, que se encuentra ubicado en el número 211 de la calle Tierra Blanca en su cruce con Felipe Ángeles en la mencionada colonia.

De acuerdo a informes de familiares, ambos tenían problemas desde hace ya vario tiempo por la herencia de la casa en donde ocurrieron los hechos, situación que había provocado varias discusiones.

Pero en esta ocasión todo fue distinto, pues el coraje cegó al Gerónimo el hermano mayor y atacó en varias ocasiones con un cuchillo a Julio quien cayó mal herido dentro de la propiedad.

Los vecinos señalaron que primero escucharon los gritos de la discusión y posterior a esto observaron que Gerónimo salía de prisa de la casa y subió de manera desesperada a su automóvil Fairmont en color amarillo y se retiró de inmediato.

Familiares de la víctima mortal fueron enterados de lo ocurrido y de inmediato se hicieron presentes en el lugar, pero a la llegada de los paramédicos de la Cruz Verde de Guadalupe, Julio ya había fallecido.

Unidades de la Agencia Estatal de Investigaciones llegaron al lugar y tras entrevistarse con los testigos, se movilizaron por las colonias cercanas de este sector y el presunto homicida fue ubicado afuera de una tienda de conveniencia ubicada en la avenida Unión y Las Flores en la colonia Residencial Los Morales en el municipio de San Nicolás de los Garza.

Tras su detención dijo que había sostenido la discusión con su hermano a causa de una herencia, pero que no quiso causarle daño a su familiar.

Mientras tanto el personal de servicios periciales trataba de localizar el arma homicida en los alrededores de la vivienda.

Unidades de la Agencia Estatal cerraron el tráfico vehicular mientras se llevaban a cabo las indagatorias por parte del personal de criminalística de campo de la procuraduría y el personal del servicio médico forense retiraba el cuerpo para llevarlo al anfiteatro del Hospital Universitario.

Foto:  Especial

FRANCISCO JAVIER CANTÚ