1 de junio de 2014 / 12:51 p.m.

Guadalupe.- Dos elementos de Fuerza Civil perecieron luego de la que la unidad en la que iban a bordo participara en un accidente de tránsito ocurrido sobre la avenida Azteca en su cruce Plutarco Elías calles en el municipio de Guadalupe.

Los lamentables hechos ocurrieron al filo de las 3: 30 de la mañana cuando la patrulla 745 de Fuerza Civil en la que iban a bordo los uniformados chocó contra una camioneta Jeep Cherokeei color negro.

Las consecuencias del impacto fue que los dos elementos cayeran al suelo lesionados muriendo en el lugar de los hechos.

Trascendió que el conductor de la camioneta se encontraba en estado de ebriedad por lo que fue detenido junto con su acompañante y puesto a disposición de las autoridades correspondientes.

 Aunque en un principio se pensaba que ambos uniformados se encontraban gravemente lesionados una vez que llegaron los cuerpos de socorro se percataron de que ya no presentaban signos vitales.

Los cuerpos de los dos elementos fallecidos quedaron sobre la banqueta en el cruce de las citadas avenidas, a 10 metros de la unidad policial, misma que presentaba un fuerte golpe en las puertas del costado derecho.

El accidente provocó una fuerte movilización de los elementos de tránsito de Guadalupe,  la Policía Municipal, Fuerza Civil y la Agencia Estatal de Investigaciones.

Algunos dependientes de negocios cercanos que se encontraban abiertos a estas horas de la madrugada mencionaron que escucharon desde lejos el ruido de los motores y  los frenos s por lo que no se descarta que el accidente ocurrió debido a una persecución.

Aunque la versión no fue confirmada por los elementos policiales en el lugar.

Por la naturaleza del hecho la situación se manejó en medio de un total hermetismo por parte de los elementos de Fuerza Civil.

Tanto la identidad de los elementos fallecidos y la de los detenidos no fue proporcionada.

Una vez que el Ministerio Público  dio fe de los hechos la Unidad del Servicio Médico Forense traslado los cuerpos al anfiteatro del hospital universitario.

 Lorenzo Encinas