ISRAEL SANTACRUZ
4 de septiembre de 2016 / 08:36 a.m.

MONTERREY.- El viajar a exceso de velocidad y presuntamente bajo los influjos del alcohol, provocaron que un automovilista impactara su coche contra barrotes de contención y generara una fuga de gas en las instalaciones del Gimnasio Nuevo León, en el municipio de Monterrey.

Los hechos ocurrieron cuando el conductor de un auto tipo Lancer Mitsubishi con placas de Tamaulipas circulaba por la avenida Adolfo Ruiz Cortines en sentido poniente a oriente.

Sin embargo el hacerlo a exceso de velocidad y con el pavimento resbaladizo, hicieron que perdiera el control en una curva poco antes de llegar a Gonzalitos.

Sin poder controlar el vehículo, éste se impactó con varios tubos de acero que sirven de barandal de contención en el Gimnasio Nuevo León, derribando al menos cuatro de ellos.

Presumiblemente uno de estos tubos de acero fue proyectado contra un medidor de gas, dañándolo y provocando una fuga de combustible.

Después del percance al sitio arribaron elementos de Tránsito de Monterrey, así como Protección Civil Monterrey y Cruz Verde; también asistieron agentes ministeriales, debido a que a escasos metros se ubican sus instalaciones.

Sin embargo, para cuando la autoridad arribó al sitio, el o los ocupantes del automóvil Lancer ya habían huido del lugar.

Al interior del automóvil se encontró un par de zapatos de tacón y vasos desechables de grandes dimensiones, por lo que se presume podrían haber conducido el auto bajo los influjos del alcohol.

Tras varios minutos, elementos de Bomberos de Nuevo León y Protección Civil controlaron la fuga de gas.