4 de noviembre de 2014 / 01:08 p.m.

Escobedo.- Un conductor en aparente estado de ebriedad provocó una persecución de poco más de 25 kilómetros, al hacer caso omiso al señalamiento de alto que le marcaron elementos de la Policía de Escobedo, logrando detenerlo en el municipio de Monterrey.El incidente ocurrió alrededor de la medianoche empezando en la carretera a Colombia y avenida Las Hadas en la colonia del mismo nombre, terminando en Morones Prieto y calle Ismael Garza T. a la altura de la colonia Caracol.Las autoridades detuvieron a  Víctor Eduardo Tapia Acevedo, de 25 años, con domicilio en el municipio de Hidalgo. El joven manejaba un auto Attitude con placas SKC-79-27.Según las primeras investigaciones, sobre la carretera a Colombia los policías de Escobedo están asignados a un filtro de seguridad.Por ese sitio pasaba Tapia Acevedo  con su esposa y dos hijos,  ante lo cual los preventivos le marcaron el alto para una revisión de rutina.El conductor no quiso detenerse por lo que aceleró su auto, iniciándose así la persecución por la carretera a Colombia, luego Manuel L. Barragán en San Nicolás, uniéndose elementos de la Fuerza Civil de  Nuevo León.El joven estuvo a punto de chocar contra al menos seis vehículos poniendo en riesgo la integridad física del resto de los conductores.Los policías a distancia lo iban persiguiendo, entrando a Monterrey donde personal de Seguridad y Vialidad del municipio regio también se sumó a la persecución.Fue en Morones Prieto a la altura de la colonia Caracol donde la patrulla 502 de la policía escobedense le cerró el paso, logrando la captura de Tapia Acevedo, quien aseguró que huyó porque hace tiempo le marcaron el alto unos policías pero lo robaron, sin especificar de qué corporación.Por lo pronto fue puesto a disposición de la autoridad correspondiente, por las faltas o delitos que le resulten.FOTO: Iram OviedoIRAM OVIEDO