3 de septiembre de 2014 / 11:38 a.m.

Monterrey.- Un hombre que manejaba en estado de ebriedad y regresaba en su camioneta luego de un convivio, resultó seriamente lesionado además de tener desprendimiento de su oreja izquierda, al estrellarse contra una barda, al poniente de Monterrey.

El accidente sobrevino en el bulevar Rogelio Cantú Gómez,  a unos metros de la avenida Aarón Sáenz, a la altura de la colonia Santa María.

Debido a la lluvia, el pavimento resbaladizo, la velocidad y lo ebrio, Raúl César Martínez Pérez, de 42 años, quedó herido.

El hombre manejaba de manera ascendente por dicho bulevar, una camioneta F-150 en color blanco con placas RH-81-866, misma que quedó destrozada.

A la llegada de elementos de Seguridad y Vialidad del municipio de Monterrey, paramédicos de la Cruz Verde y Cruz Roja Metropolitana, encontraron al hombre sentado en visible estado inconveniente.

De acuerdo a la versión del mismo conductor, dijo que regresaba de una borrachera en compañía de varias personas, aunque no se localizó a nadie más en el lugar.

No supo cómo pero perdió el control de su camioneta, estrellándose contra la barda de unas bodegas.

Personal de una cuadrilla de la Comisión Federal de Electricidad que pasaba por el sitio, se percató del accidente, localizando inconsciente, afuera de la camioneta, al conductor de la misma.

Luego de unos minutos, Martínez Pérez recuperó la conciencia, siendo atendido por paramédicos de la Cruz Verde, quienes le colocaron una venda en la cabeza para cubrir su oreja izquierda desprendida, pero él no quiso ser llevado a un hospital en ese momento.

Al conductor le preocupaba que no llegara algún familiar o amigo, por lo que se logró saber que por sus propios medios se atendió en algún nosocomio.

Foto: Iram Oviedo

IRAM OVIEDO