29 de abril de 2014 / 01:24 p.m.

Monterrey.- Luego de ingerir algunas cervezas, un chofer sembró el terror al perder el control del tráiler en que viajaba y estrellarse de frente contra dos domicilios en la colonia La Esperanza, al norte de la ciudad de Monterrey.

Los hechos que provocaron la movilización de efectivos de Protección Civil y socorristas de la Cruz Verde de esta ciudad, ocurrieron cerca de la una con 30 minutos del martes.

Se estableció que la pesada unidad propiedad de la empresa Auto Express Joviar, se desplazaba por la avenida Camino Real, pero al cruzar la calle Zacate, el conductor perdió el control del volante.Lo anterior provocó que la pesada unidad tipo pipa, se proyectara hacía la izquierda y se estrellara de frente contra los domicilios marcados con los números 7340 y 7344.

El fuerte impacto destrozó por completo la parte baja de la segunda propiedad, en la cual se encontraba el dueño de la misma identificado como Ignacio Calderón y siete personas más.

A pesar del fuerte percance, ninguno de los miembros de la familia resultaron lesionados, pero quedaron materialmente atrapados en el interior de su residencia.

Durante el accidente, un medidor de agua y otro de gas fueron afectados, además que tras el choque los pedazos de concreto alcanzaron una distancia de siete metros y golpearon un automóvil de alquiler.

El conductor y presunto responsable de los hechos, fue identificado como Juan José Cortina Hernández, de 46 años de edad, el cual presuntamente se encontraba bajo los influjos de la cerveza.

El conductor señaló a los oficiales de tránsito y de Protección Civil, que tenía unas horas de haber llegado de la ciudad de Matamoros y antes de dirigirse a su casa se quedó en un lugar a tomarse unas cervezas.Sin embargo, los oficiales explicaron que el conductor sería llevado ante el médico de guardia para que le realizaran el dictamen médico correspondiente.

En la escena de los hechos, el tráiler quedó atravesado sobre los carriles de la mencionada avenida a unos 50 metros al poniente de la avenida Rodrigo Gómez.

Debido a lo anterior la vialidad a esa hora de la madrugada se vio interrumpida por espacio de dos horas, hasta que la pesada unidad fue retirada del lugar.

Marcial Pasarón