MARCIAL PASARÓN
23 de octubre de 2017 / 06:06 a.m.

MONTERREY.- Ante la mirada de varios vecinos, la delincuencia volvió a operar y en esta ocasión en la colonia Obrerista, donde un joven de aproximadamente 25 años de edad fue ejecutado de dos balazos.

El asesinato fue cometido alrededor de la una con 40 minutos de la madrugada del lunes, en la esquina formada por las calles Progreso y Juan Méndez.

Las detonaciones de arma de fuego alarmaron a varios vecinos de ese sector y otros se aterrorizaron al ser testigos de cómo dos delincuentes llevaban a cabo un asesinato más en Monterrey y la zona metropolitana.

De acuerdo a las investigaciones, se estableció que el hoy occiso fue ejecutado en ese mismo lugar, según trascendió la víctima fue llevado hasta ese punto a bordo de un automóvil de alquiler.

Sin importarles que hubiera aún personas en esas calles y afuera de sus casas, los sujetos bajaron a empujones, al hasta el momento desconocido.

En cuestión de segundos, uno de los asesinos accionó en dos ocasiones una pistola tipo escuadra; la víctima recibió un impacto de bala en la cabeza y otro más en el cuello.

Tras los disparos, el hombre se desplomó y su cuerpo quedó a pocos centímetros de la banqueta del lado sur de la calle Progreso.

Sin vida quedó sobre su lado derecho; se estableció que vestía pantalón en color negro, camisa en color blanco y usaba tenis oscuros.

Personal de Servicios Periciales revelaron que el occiso presentaba huellas de tortura, como quemaduras en ambos brazos.

Asimismo golpe en el rostro y entre sus pertenencias no se le encontró alguna credencial que ayudara a su identificación.

La escena del asesinato fue acordonada por elementos de la Policía Regia, quienes resguardaron la escena, para después llegar al sito los agentes ministeriales, quienes tomaron fotografías con sus teléfonos celulares del cuerpo.

Las primeras pesquisas revelaron que los sujetos huyeron a bordo del ecotaxi a exceso de velocidad por la calle Progreso al oriente.

Esto desencadenó un fuerte operativo y se colocaron retenes en diferentes puntos de la pero los asesinos lograron darse a la fuga.


dezr