14 de abril de 2014 / 11:44 p.m.

Monterrey.- De al menos cuatro balazos fue ejecutado un hombre por dos sujetos que presuntamente llegaron a bordo de una motocicleta hasta su domicilio poco antes del mediodía de este lunes, sin que se haya logrado dar con los responsables.

Una fuente allegada a las investigaciones informó que los hechos se registraron en la vivienda ubicada calle ampliación Loma Larga entre Privada Solidaridad y Lomas de San Pedro de la colonia Arboledas de las Mitras en Santa Catarina, donde fue abatido el albañil.

Según el informante, la víctima es José Luis Coronado Rodríguez, de 31 años de edad, que de acuerdo con versiones de algunos conocidos lo apodaban "El Sapo", quien tenía su vivienda en Ampliación Loma Larga 911 de la mencionada colonia, presentaba al menos cuatro impactos de bala en su cuerpo.

Algunos vecinos señalaron que desde la noche del pasado domingo comenzaron los problemas, pues durante un buen tiempo se escucharon disparos pero por más que llamaron a las autoridades éstas nunca acudieron.

"Aquí no hay ley, no tenemos policías, siempre que hay problemas les hablamos pero nunca vienen, solo cuando pasan estas cosas, mire, desde la noche y en la madrugada de ayer (domingo) se escucharon muchos balazos, oiga pero nadie vino y mire este muchacho ahora ya lo mataron y aquí están todos", dijo preocupada una mujer mientras cruzaba el cerco de seguridad que se instala comúnmente para tratar de evitar que los medios capten la información.

Los testigos señalaron que fueron dos jóvenes de entre 20 a 25 años de edad quienes, a bordo de una motocicleta, llegaron hasta el lugar de los hechos para dar muerte a Coronado Rodríguez, quien fue encontrado en su cama.

Personal del grupo Jaguares de Santa Catarina llegaron al sitio de los hechos; sin embargo, el joven ya no presentaba signos vitales, pues tenía un balazo en el pecho, uno más en el costado derecho y dos en el hombro del mismo lado.

Algunos agentes ministeriales que estuvieron en la escena del crimen señalaron que el cuerpo se encontraba en la cama de la vivienda; sin embargo, señalaron que había manchas de sangre en una escalera cercana, por lo que se presume que caminó herido por varios metros, encontrando además el personal de servicios periciales varios casquillos de arma corta cerca de la escena del crimen.

Autoridades interrogaron a la madre y esposa del ahora occiso para poder obtener datos sobre los presuntos responsables y determinar si tenía problemas con alguien o había recibido amenazas.

Alberto Vásquez