AGUSTÍN MARTÍNEZ
17 de noviembre de 2017 / 08:29 p.m.

MONTERREY.- La Procuraduría de Justicia ejecutó dos órdenes de aprehensión por homicidio calificado en contra de un presunto líder criminal que participó en por lo menos 10 ejecuciones, la mayoría ocurridas en el sector de la colonia Independencia y este viernes quedó recluido en el penal del Topo Chico.

Se trata de William Antonio, de 20 años, quien tiene su domicilio en la misma colonia y fue capturado por los elementos del grupo de homicidios de la Región Centro.

Los investigadores estatales concretaron los ordenamientos después de que William fue capturado por elementos de Fuerza Civil, quienes lo sorprendieron con droga y trasladaron al Centro de Operaciones Estratégicas (COE).

Tras ser investigado por la posesión de narcótico y presentado ante un juez de control, el joven fue liberado, porque sus defensores acreditaron que había sido víctima de una detención ilegal.

Pero, antes de que pudiera evadir la acción de la justicia, los ministeriales le notificaron la orden de aprehensión que le giró el juez Arturo Octavio Reyes Arroyo por considerarlo probable responsable del homicidio calificado de Iván Andrés Gallegos Cararillo, apodado "El Lobillo", a quien acribillaron, en su casa, el 11 de octubre del 2016, en la misma colonia.

De acuerdo a la investigación, en esos hechos también participó un sujeto apodado "Cristiano", quien desde hace meses está preso en el penal del Topo Chico y Guadalupe Treviño Cantú, apodado "El calaco".

Presuntamente, Treviño Cantú ordenó la ejecución de "El Lobillo", porque pertenecía a un grupo criminal rival denominado "Los Buchos", y lo hicieron en presencia de uno de sus tíos.

A un año de esos hechos, William Antonio y "El Calaco" tuvieron diferencias por el liderazgo del grupo criminal al que pertenecían.

Y el pasado 13 de octubre, William terminó por ordenar la ejecución de Guadalupe Treviño Cantú, "El Calaco", quien antes de unirse a las filas de la delincuencia, se desempeñó como elemento de Fuerza Civil.


pjt