YADITH VALDÉZ
14 de septiembre de 2015 / 03:59 p.m.

Monterrey.- Un joven trabajador de 17 años de edad resultó con numerosas quemaduras de tercer grado luego de haberse electrocutado mientras ejercía su oficio de pintor en una residencia de la colonia San Jerónimo.

El menor, identificado como Luis Alfredo Hernández Torres, tocó accidentalmente unos cables de más de 13 mil voltios, lo que le ocasionó la fuerte descarga eléctrica.

Los hechos ocurrieron en una residencia ubicada sobre la Calle Cedilla casi en el cruce de la Calle Valencia, en el sector privado de la Colonia Rincón de San Jerónimo.

Al lugar acudió personal de la Cruz Verde de Monterrey, así como también de Protección Civil, quienes encontraron a Hernández Torres quejándose de fuertes dolores en el costado derecho de su cuerpo, puesto que mencionan que la descarga eléctrica entró por su mano derecha y aparentemente salió por el pie del mismo extremo.

El joven iba consciente cuando el personal médico lo trasladó hasta el Hospital Universitario.