AGUSTÍN  MARTÍNEZ
22 de diciembre de 2016 / 08:13 p.m.

MONTERREY.- Ale y Aldair iniciaron una relación de noviazgo en agosto de 2015. Un año después terminaron, porque de pronto el joven dejó de buscarla y frecuentarla.

"Ella lo seguía queriendo, pero tuvo que aceptar el rompimiento", dijo una de las amigas de la joven de 16 años.

Durante los últimos meses la pareja, aunque ya no eran novios, se seguían frecuentando y salían a pasear con cierta regularidad.

Alejandra estudiaba en una preparatoria del centro de Monterrey, y Aldaír simplemente no hacía nada. También cursó la prepa en diferentes planteles, pero seguido reprobaba, o simplemente lo expulsaban por mala conducta.

Personas que lo conocen en la colonia San Ángel Sur, de Monterrey, indicaron que desde hace años "Alda" es adicto a diversas drogas, y afecto a las bebidas alcohólicas.

Pero ese no era impedimento para que Ale lo amara. A pesar de que su relación había terminado hacía meses, aceptaba salir con él y acudir a su casa.

Mariana Alejandra Yáñez Gallegos cumpliría los 17 años el miércoles 21 de diciembre.

El martes 20, Oscar Aldaír Gómez González, de 19 años, le llamó para invitarla a cenar.

Al estar en la casa del muchacho, y por cuestiones que aún se investigan, comenzaron a discutir.

Nadie se explica cómo o por qué, si ella lo quería, él tuvo el valor para causarle daño, atacándola con un cuchillo hasta quitarle la vida.

Oscar cometió el homicidio el pasado martes, pero debido al remordimiento hasta este jueves terminó por confesárselo a su padre.

Fueron sus familiares quienes lo entregaron a las autoridades, ante quienes terminó por reconocer el hecho.

Luego de varias horas los agentes periciales localizaron el cuerpo de Alejandra, enterrada en el patio del domicilio del joven.