agustín martínez
3 de mayo de 2015 / 12:38 p.m.

Cadereyta.- Los restos de un hombre en estado de descomposición fueron encontrados por agentes ministeriales en un monte de Cadereyta, y supuestamente se trata del soldador que fue privado de la libertad el pasado martes.

El hallazgo se dio cuando los policías rastreaban una zona despoblada, momentos después de que, tras una persecución, capturaron a un menor que portaba un fusil de alto poder.

La movilización se dio momentos antes de las 14:00 horas en un punto ubicado a aproximadamente 500 metros de las calles Comonfort y Venustiano Carranza, en la colonia Lázaro Cárdenas.

Hasta el sitio se desplazaron familiares del soldador Héctor Martínez García, de 58 años y quien desapareció la noche del 28 de abril, tras ser sometido por hombres armados en su casa de la colonia José O. Martínez.

Trascendió que los familiares de Martínez García fueron informados por las autoridades, de que existían múltiples coincidencias entre las características del soldador y el cuerpo localizado en el baldío.Sin embargo, el estado de descomposición del cadáver impidió en el momento llevar a cabo la identificación plena, por lo que sería necesario el desahogo de estudios periciales.

Se dio a conocer que por calles de la colonia Lázaro Cárdenas, momentos antes del mediodía, se suscitó una persecución de agentes ministeriales contra dos jóvenes que viajaban en un taxi.

En las orillas del monte los agentes lograron someter y capturar a un adolescente de 16 años, a quien le aseguraron un fusil de asalto tipo AK-47.

Putrefacto Cadereyta
Personal de la Semefo acudió al lugar para levantar el cuerpo. | AGUSTÍN MARTÍNEZ

El otro joven consiguió darse a la fuga internándose en el despoblado, por lo que las autoridades llevaron a cabo un minucioso rastreo en toda el área.

Momentos más tarde los propios policías encontraron entre los matorrales el cadáver en descomposición, por lo que solicitaron el apoyo del personal de Homicidios y de Servicios Periciales.

Los elementos de la Agencia de Investigaciones no pudieron determinar en el momento el tipo de lesiones que presentaba el cuerpo, por lo que el procedimiento quedaría a reserva de la autopsia.

Se supo que la víctima mortal vestía solamente un pantalón de mezclilla azul. Sus características coincidían con las del soldador.

Familiares de dicha persona negaron que Martínez García tuviera problemas o que hubiera recibido amenazas, pues simplemente se dedicaba a las labores de soldadura.

El técnico fue privado de la libertad por cuatro sujetos que la noche del martes lo sometieron y amenazaron con armas de fuego de alto poder, ante la mirada de su esposa Rosa Alemán.

El hecho ocurrió a poco más de 10 kilómetros de donde fueron encontrados los restos humanos.

Con ese incidente se incrementaron los casos de extrema violencia que se han suscitado en Cadereyta durante las últimas semanas, sin que las autoridades locales sean capaces de frenar esa problemática.