1 de mayo de 2014 / 04:01 p.m.

Monterrey.- A golpes y pedradas, un hombre vestido con ropa de mujer fue asesinado entre los matorrales de un baldío, al norponiente de Monterrey.

El caso fue descubierto la mañana de este jueves en un monte que se localiza donde se junta la avenida San Bernabé y la calle Plata, en la colonia La Alianza, sector Los Naranjos.

Hasta el momento, el hoy occiso ha sido identificado como Jorge Alberto Hernández Pérez, de 40 años de edad, quien vestía camisa a rayas azul con gris, un pants azul, calcetas rojas y tenis blancos.

Un vecino que pasaba por el sitio observó a una persona tirada entre la tierra, boca arriba, por lo que, asustado, dio aviso a las autoridades correspondientes.

Elementos de la Fuerza Civil de Nuevo León fueron a corroborar el hallazgo y comunicaron los hechos al personal de la Agencia Estatal de Investigaciones.

Por medio del C-5 se dio la voz de alerta, acordonándose de inmediato la zona para comenzar con las indagaciones.

Se estableció que la víctima tenía pocas horas de haber fallecido, ante lo cual se supone que lo mataron entre la noche del miércoles y la madrugada de este jueves.

El hombre tenía el rostro manchado de sangre, por lo que se dice que fue asesinado a golpes y, al parecer, el o los homicidas le dieron también algunas pedradas en la cabeza.

Algunas evidencias fueron recogidas por el personal de Servicios Periciales para ser analizadas en el laboratorio.

Varias personas fueron entrevistadas por los agentes investigadores.

Se dijo que ese baldío o monte es utilizado por algunas parejas para intimar, ante la falta de vigilancia.

La gente de los alrededores mencionó que el sitio es muy peligroso, por lo que urgieron a las autoridades a que se haga algo al respecto, ya que aunque la zona pertenece a Fuerza Civil, se necesitan más rondines.

Incluso, hace unos días, aseguró una mujer, a su hija un sujeto la asaltó e intentó abusar de ella, de no ser por los vecinos que ahuyentaron al desconocido.

Por lo pronto, el cadáver del hombre asesinado fue llevado al anfiteatro para la autopsia de ley.

Iram Oviedo