27 de mayo de 2014 / 11:48 a.m.

Apodaca.-Una mujer fue asesinada y su cuerpo abandonado al exterior de una casa, en calles de la colonia Villa Sol, en el municipio de Apodaca.

La víctima se encontraba semidesnuda, con la cabeza completamente encintada y envuelta en varias bolsas de plástico, mientras que en ambas manos, aún llevaba varios pedazos de cinta en color gris, después de que presuntamente fue maniatada por él o los homicidas.

El reporte del hallazgo alarmó a las autoridades poco después de las 5:00 horas al exterior de la vivienda marcada con el número 507 de la calle Prisciliano Villarreal en su cruce con Manuela Herrera, a pocos metros de distancia de donde se ubica una escuela primaria.

La occisa de entre 35 a 40 años, vestía una blusa en color negro, así como un pantalón de mezclilla en color azul, el cual llevaba puesto a la altura de los tobillos y ropa interior del mismo color.

La mujer de complexión mediana, era de tez blanca y se encontraba descalza.

Aunque en un principio se había notificado que tenía en su cuerpo varios tatuajes, finalmente esta versión no fue corroborada.

El crimen de la mujer movilizó a agentes ministeriales del segundo grupo de homicidios, hasta el exterior del domicilio, donde trataban de establecer las causas de la muerte, o bien si la mujer había sido privada de la libertad.

De acuerdo a fuentes allegadas a la investigación, el cuerpo no presentaba impactos de bala, ni huellas de tortura o golpes, por lo que presumen que pudo haber fallecido asfixiada.

Fue una vecina del sector quien se percató de la presencia de la mujer asesinada, por lo que dio aviso a las autoridades.

No se descarta que la víctima sea habitante del domicilio donde fue encontrada sin vida, por lo que se espera que sea identificada oficialmente para establecer el móvil del asesinato.

El crimen asombró a decenas de niños, quienes se encontraron con la fatal escena tras arribar a la Primaria Prisciliano Villarreal, ya que el cuerpo fue abandonado a unos metros del acceso principal del plantel.

Tuvo que ser necesario el arribo de personal de la Coordinación de Seguridad de la Secretaría de Educación, para que agentes ministeriales, permitieran la apertura de otra de las puertas, con el fin de que los menores no observaran el cuerpo de la mujer asesinada.

FOTO: Yadith Valdez

CON IFORMACIÓN DE YADITH VALDEZ