28 de junio de 2014 / 12:56 a.m.

Monterrey.- La mujer que solicita trabajos de empleada doméstica para robar en las casas donde trabaja y que fue entregada por sus propios familiares para cobrar la recompensa de cinco mil pesos, enfrenta tres denuncias en el nuevo sistema acusatorio.

Olga Maribel Arévalo Garza fue denunciada por tres mujeres a las que les robó diversas pertenencias, cuando se presentó en sus domicilios a ofrecer sus servicios como trabajadora doméstica.

Las afectadas tienen sus residencias en el municipio de Santa Catarina, en la colonia San Jerónimo y la que ofreció la recompensa, en el sector de Cumbres.

Las tres denuncias que enfrenta Arévalo Garza se acumularon en una sola carpeta judicial que integra un agente del Ministerio Público de la unidad de investigación número cuatro de la Procuraduría de Justicia.

El delito que Arévalo Garza enfrenta, en el nuevo sistema acusatorio no es considerado como grave, por lo que el representante social que la investiga deberá determinar la situación jurídica que corresponde en el caso.

Las acciones ilícitas de la presunta delincuente salieron a relucir en el transcurso de la semana, cuando la afectada del sector de Cumbres hizo público el robo del que había sido víctima y ofreció los cinco mil pesos de recompensa para la persona o personas que proporcionaran datos de la mujer.

Al enterarse del ofrecimiento de la denunciante Cintia Hernández Cabello, quien la señaló como presunta responsable del robo de 35 mil pesos, joyas y aparatos electrónicos, los familiares de Olga Maribel Arévalo decidieron entregarla en las instalaciones de la policía del municipio de Pesquería, donde tiene su domicilio.

FOTO: Archivo

TELEDIARIO DIGITAL