agustín martínez
30 de julio de 2015 / 10:27 p. m.

Monterrey.- Los estudios periciales realizados en el Servicio Médico Forense no precisaron la causa de muerte del albañil que se desvaneció la tarde del miércoles cuando trabajaba bajo el inclemente sol en San Nicolás.

Una fuente de la Procuraduría de Justicia dio a conocer que, debido a lo anterior, el caso de esta persona quedó pendiente para análisis de Patología.

De esa forma las autoridades establecerán el origen que detonó la muerte del trabajador, pues es factible que él haya tenido algún padecimiento no detectado previamente.

El infortunado se llamaba Oscar Crispín Medina, de 35 años y cuyo domicilio no fue revelado por el Ministerio Público.

Las investigaciones que hasta el momento se llevan a cabo han permitido descartar que el cuerpo de Crispín Medina presente lesiones o cualquier tipo de violencia.

De esa manera ha quedado prácticamente descartado que se haya tratado de un hecho violento o cuando menos accidental, dentro de la labor que realizaba el albañil.

Este caso fue reportado alrededor de las 18:00 horas del miércoles en una construcción ubicada en las calles Raúl Rangel Frías y Manuel María de Llano, en la colonia Peña Guerra, de San Nicolás.

Era el primer día de trabajo de Oscar en ese sitio, donde se desempeñaba sobre la azotea, en la ampliación de la segunda planta de una casa.

Ya para terminar la jornada, de repente el joven se desvaneció y perdió el conocimiento, tras varias horas esforzándose bajo los intensos e inclementes rayos del sol.

Sus compañeros trataron de reanimarlo y pidieron el apoyo de elementos paramédicos de Emergencias San Nicolás, pero a la llegada del apoyo ya nada se pudo hacer.

Fue entonces que se le dio aviso a la autoridad investigadora, arribando personal de la Agencia Estatal y de la Dirección de Servicios Periciales.

Los elementos de la Procuraduría inspeccionaron el lugar y buscaron evidencias, descartando desde esos momentos cualquier indicio de violencia o de un acto delictivo.