12 de marzo de 2014 / 09:28 p.m.

El taxista permanece bajo investigación, y su esposa es atendida en terapia intensiva del Hospital Universitario.

Escobedo.- Las investigaciones del incidente en el que un ama de casa fue baleada en la cabeza en Escobedo dieron un giro repentino en las últimas horas.

Se estableció que el día de los hechos la señora acompañaba a su esposo taxista y a otro hombre, quienes planeaban asesinar a un joven en calles de la colonia Hacienda del Topo.

Al accionar una pistola escuadra calibre .9 milímetros desde el vehículo en movimiento, el sujeto no tuvo el pulso suficiente e hirió en forma accidental a la mujer.

El heridor está prófugo, pero plenamente identificado. El taxista permanece bajo investigación, y su esposa es atendida en terapia intensiva del Hospital Universitario.

"Según el dicho del mismo conductor del taxi, está relacionado con un grupo también de delincuencia organizada, sobre todo en el tema de venta de droga", señaló el procurador de Nuevo León, Adrián de la Garza Santos.

La tarde del domingo, el ruletero abordó su vehículo junto con su esposa Sandra Albañil Otero, de 33 años, y los dos hijos de ambos.

Acudieron a recoger al individuo armado y se dirigieron al cruce de Hacienda San Pedro y Hacienda Santa Julia, en Hacienda del Topo.

En ese lugar observaron a un grupo de jóvenes y el acompañante le comenzó a disparar desde el asiento posterior.

La falta de pericia ocasionó que el delincuente fallara. Hirió en la cabeza a Albañil Otero, que iba en el asiento del copiloto. Un adolescente que acompañaba al "objetivo" sufrió un rosón de bala en el brazo derecho.

"(El agresor) Hace disparos. Dispara hacia arriba, hacia el techo, y le causa heridas en la cabeza a la persona que venía de copiloto", expresó De la Garza Santos.

Por el momento las autoridades continúan con la investigación para tratar de detener al responsable de los hechos, y determinar la responsabilidad del trabajador del volante.

"No sabemos si la pareja (el ama de casa) tenía conocimiento o no, pero el taxista pasó por esta persona que era su, digamos, pasajero, e iban directamente a un lugar que previamente habían concertado", concluyó el funcionario.

La lesionada y su esposo habitan en la colonia Rincón de las Encinas, en Escobedo, donde rentan desde hace poco tiempo una vivienda y no tienen comunicación con sus vecinos.

AGUSTÍN MARTÍNEZ