AGUSTÍN MARTÍNEZ
6 de julio de 2015 / 08:50 p.m.

Monterrey.- Las tres personas que resultaron con heridas de bala durante el atentado contra una cantina en el norponiente de Monterrey, siguen estables y se encuentran fuera de peligro.

Por el momento las autoridades policiacas investigan el origen y motivo del ataque, del que no se descarta tenga que ver con actividades del crimen organizado.

No es la primera vez que se registra un hecho de esas características en el mencionado sector, pues otros negocios del mismo giro han sido blanco de ataques en semanas recientes.

Una fuente policiaca señaló que los tres heridos se están recuperando, pues sus heridas no son consideradas de gravedad.

Se trata de Rosalba Reyna Ovalle, de 43 años; Jorge Luis Barajas Vázquez, de 63 y María del Carmen Rodríguez Ibarra, de 58.

Trascendió que las dos mujeres al parecer trabajan como meseras, mientras que Barajas Vázquez supuestamente es un cliente.

El violento incidente ocurrió la noche del sábado 4 de julio en la cantina "El Nuevo Gringo", que se ubica en la colonia Mirasol.