FRANCISCO CANTÚ
4 de marzo de 2016 / 07:37 a.m.

Monterrey.- La Procuraduría de Justicia en el Estado investiga el secuestro y asesinato de un joven egresado de FIME de la Universidad Autónoma de Nuevo León, que presuntamente fue plagiado por sus amigos y asesinado en León, Guanajuato.

Una fuente allegada al caso informó que la víctima identificada como Aldo Misael Gutiérrez Treviño, de 25 años, fue encontrado en completo estado de descomposición.

Por lo anterior, sus familiares fueron notificados y se trasladaron a León para reconocer los restos.

La fuente señaló que las líneas de investigación apuntan como principales sospechosos del secuestro a unos ex compañeros.

La desaparición del joven fue denunciada el lunes 22 de febrero luego de que Aldo no llegó a su domicilio, ubicado en el municipio de San Nicolás.

Según quedó asentado en la denuncia, el domingo 21 el joven salió por la mañana de su hogar y se dirigió a una quinta ubicada por la Carretera Nacional a una reunión de ex alumnos de la Facultad de Ingeniería Mecánica y Eléctrica.

Sus familiares indicaron que el mismo domingo tuvieron comunicación con él a las 14:30 horas y después ya nada supieron de él.

Al día siguiente los buscaron en hospitales, puestos de socorros y estaciones de policía y al no localizarlo decidieron presentar la denuncia por desaparición e incluso la publicaron a través de las redes sociales.

El Grupo Antisecuestros de la Procuraduría de Justicia de Nuevo León comenzó a rastrear los movimientos bancarios del joven, quien había hecho su última transacción de un cajero automático de la plaza comercial Céntrika.

Ex alumno de FIME
Aldo Misael Gutiérrez Treviño tendría 25 años de edad | Especial

El rastreo los llevó hasta León, Guanajuato, donde detectaron movimientos con tarjetas bancarias.

Al intercambiar información con las autoridades de Guanajuato, les confirmaron el hallazgo de un cadáver que coincidía con las características de la persona que buscaban.

Las primeras investigaciones establecieron que el joven fue secuestrado por sus mismos amigos de la fiesta de ex compañeros, aunque no se dijo cuántos, se presume que ya los tienen plenamente identificados, pero no se dijo si fueron detenidos.

Lo que se estableció es que las personas que lo mantenían secuestrado se dispusieron del dinero que le habían depositado al joven, al parecer, como parte del rescate que solicitaron.

Sin embargo tanto las autoridades como familiares mantenían en completo hermetismo el caso. Lo único que trascendió es que el cadáver llegará el día de hoy y de inmediato será sepultado, ya que el cuerpo está en avanzado estado de descomposición.