REDACCIÓN Y MULTIMEDIOS DIGITAL
14 de septiembre de 2015 / 12:48 p.m.

Monterrey.- Los exámenes psicológicos que le practicaron en el Penal del Topo Chico a Andrómeda Elisa Cordero Flores, acusada de infanticidio en un domicilio de la colonia Rincón de Cumbres, no revelan algún padecimiento o trastorno mental en la mujer.

El resultado anterior coincidió con el examen preliminar que le realizaron a Cordero Flores en las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia en el Estado (PGJE) cuando se encontraba bajo custodia en el Hospital Universitario.

La mujer, que atacó a sus tres hijos la noche del lunes 7 de septiembre, fue trasladada este viernes al centro penitenciario, en donde es monitoreada las 24 horas debido a que temen que otras reclusas la agredan.

Cordero Flores recibiría hasta 50 años de prisión por homicidio calificado, sin embargo será hasta este martes cuando el juez de control que lleva el caso determine su situación jurídica.

Andrómeda será juzgada por las autoridades estatales por un doble homicidio calificado, tentativa de homicidio y violencia familiar al agredir con arma blanca a sus tres hijos, de los cuales dos murieron.