30 de enero de 2014 / 02:58 p.m.

Monterrey.- Muerto en el volante del camión que utilizaba a diario en su trabajo, fue como terminó un hombre, tras participar en un accidente sobre la avenida Manuel Barragán en la ciudad de Monterrey.

Eran las 18:30 hora cuando Rodolfo Álvarez Ponce de 47 años de edad, se desplazaba por la mencionada avenida en un camión de tres y media, el cual pertenece a una empresa papelera, pero el exceso de velocidad con el que se desplazaba ocasionó que perdiera el control del volante.

Fue a la altura de las instalaciones del centro de alto rendimiento "Niños Héroes" donde choca en la parte lateral de un automóvil Fiesta en color rojo y con las placas de circulación SLU 3295.

Este vehículo que era conducido por Lorenzo Javier Rodríguez Martínez de 63 años, terminó atravesado en esta avenida justo en el carril central, pero el camión de la empresa papelera no corrió con la misma suerte.

La unidad se proyectó contra un barandal que da acceso a los patios de Ferrocarriles Nacionales, lo que ocasionó que el frente se destrozara y el conductor se impactara brutalmente contra el volante de su vehículo.

De inmediato guardias de seguridad de Ferrocarriles solicitaron el apoyo de una ambulancia para que atendiera a los conductores, por lo que los paramédicos atendieron y trasladaron a Lorenzo Javier Rodríguez a un hospital de la localidad con golpes en diferentes partes de su cuerpo.

Pero al revisar al conductor del camión, determinaron que el fuerte golpe le ocasionó la muerte, por lo que el personal médico dio aviso a las autoridades de vialidad que se concentraron en el lugar.

Al parecer la víctima mortal se trasladaba a su domicilio luego de haber terminado su jornada laboral, y su vivienda se encontraba cercana al lugar del accidente, pues su esposa y sus hijos llegaron de inmediato.

Luego de que fueron informados de lo sucedido rompieron en llanto y fueron retirados del lugar por los elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones, pues el equipo de rescate urbano iba a comenzar a trabajar para poder sacar el cadáver.

Francisco Cantú