10 de abril de 2014 / 12:44 p.m.

Monterrey.- La velocidad estuvo cerca de causarle la muerte a un joven de 23 años de edad, quien tras dormitar frente al volante impactó su automóvil contra la base de un puente peatonal sobre la avenida Garza Sada.

Alrededor de las tres de la mañana, una llamada de auxilio movilizó a socorristas de la Cruz Verde y a elementos de Protección Civil de Monterrey.

Los cuerpos de auxilios fueron concentrados en el cruce de las avenidas Garza Sada y Lázaro Cárdenas, al sur de la ciudad.

En ese lugar atendieron a un joven identificado como Eduardo Sánchez Rivera, quien a pesar del aparatoso accidente salió ileso y solo sufrió lesiones leves.

Se estableció que el joven viajaba a bordo de un automóvil Seat con placas de Nuevo León y se desplazaba a exceso de velocidad por la avenida Garza Sada hacía el sur de Monterrey.

Sin embargo al pasar Lázaro Cárdenas, perdió el control del volante y esto provocó que chocara contra una malla ciclónica y se estrellara contra la base de un puente peatonal.

El fuerte impacto hizo además que el auto comenzara a incendiarse, pero gracias a que en ese momento pasaba por el lugar una patrulla de la policía de Monterrey, los uniformados utilizaron un extinguidor para apagar el fuego y rescatar a Eduardo Sánchez.

El automóvil tras el choque contra la estructura metálica quedó materialmente con el frente destrozado; pedazos de carrocería quedaron tirados a una distancia de siete metros sobre la banqueta y el pavimento de la avenida.

De acuerdo a las investigaciones, el vehículo se impacto a una velocidad promedio de 90 kilómetros por hora, por lo que el auto fue declarado perdida total.

Marcial Pasarón