ISRAEL SANTA CRUZ
3 de junio de 2017 / 07:04 a.m.

LOS RAMONES.- Un huachicolero se debate entre la vida y la muerte luego de que estallara una pipa donde cargaba combustible de una toma clandestina en un terreno despoblado en el municipio de Los Ramones, Nuevo León, accidente que dejó además un saldo de dos bomberos lesionados.

Los hechos fueron reportados la madrugada de este sábado sobre el kilómetro 71+900 de la Carretera Libre a Reynosa, a 10 kilómetros de la cabecera de Los Ramones, cuando una llamada anónima alertó de grandes flamas que se observaban en un despoblado.

De inmediato elementos de diversas corporaciones de emergencia y policía arribaron al sitio y descubrieron una pipa envuelta en fuego completamente sin control, ubicada a cerca de 500 metros de la propia carretera, por lo que comenzaron con los trabajos para sofocar el incendio.

A los pocos minutos recibieron el reporte de una persona del sexo masculino que deambulaba desnuda y con quemaduras en todo su cuerpo por las calles del centro de Los Ramones. Con dificultades el hombre señaló que caminó desde el sitio donde cargaban el combustible cuando de pronto explotó y la onda expansiva lo lanzó varios metros. Envuelto en llamas y herido, caminó hasta una carretera que lleva al centro de Los Ramones, en donde fue auxiliado por un automovilista que lo dejó posteriormente en las calles del casco municipal.

Tras ubicarlo, fue auxiliado por socorristas y trasladado de emergencia al Hospital Universitario, donde es reportado como grave.

Al cabo de una hora de iniciar los trabajos para apagar el incendio, dos elementos de Bomberos de Cadereyta resultaron lesionados en manos y cabeza por la intensidad del fuego, por lo que fueron trasladados al Hospital Universitario. Cerca de las 4:00 de la madrugada el incidente quedó controlado.

Trascendió que el camión portaba 11 contenedores de mil litros de combustible cada uno, pero un chispazo provocó la explosión, que dejó una onda expansiva de 400 metros en el pastizal.

Al sitio acudió personal de logística de Petróleos Mexicanos para revisar la toma clandestina.

No se descarta por las autoridades la posibilidad de que el huachicolero estuviera acompañado por más sujetos, y que pudieran haber muerto por la explosión, por lo que los trabajos de búsqueda e inspección continúan en el lugar.

La explosión de la pipa ocurre exactamente a una semana de que un tráiler que transportaba 20 mil litros de gasolina robada chocara y derramara 8 mil litros de combustible en el paso a desnivel de Barragán y Ruiz Cortines, en el municipio de Monterrey.


dezr