MULTIMEDIOS DIGITAL
9 de marzo de 2017 / 10:49 p.m.

MONTERREY.-  Un niño de seis años murió a causa de la falla de semáforos que provocó que dos camionetas se impactaran la noche del jueves, en el cruce de la avenida Revolución y Sendero Sur entre la colonia San Ángel Sur y Contry.

En el lugar del percance y debajo de una de las camionetas quedó sin vida el menor de seis años identificado como Jesús.

Las comandancias de las cruces roja, verde y Protección Civil de Monterrey informaron que el accidente ocurrió alrededor de las 22:00 horas.

El despliegue de socorristas sobre las avenidas Garza Sada, así como Revolución sorprendieron a quienes circulaban a esa hora de la noche.

Al llegar al lugar del accidente, los socorristas encontraron lesionados a los abuelitos de la víctima.

Los heridos fueron identificados como María del Socorro Rodríguez Lugo, de 70 años y Gilberto Flores Islas, de la misma edad.

Ambos recibieron los primeros auxilios y fueron trasladados a un hospital en el centro de la ciudad.

Las maniobras de rescate se prolongaron hasta la una de la madrugada, tres horas después del accidente.

Esto debido a la tardanza de los elementos de Servicios Periciales en arribar a la zona del accidente y levantar las evidencias.

Trascendió que la pareja lesionada y el menor viajaban a bordo de una camioneta Venture de reciente modelo y presuntamente se dirigían a recoger a la mamá del menor.

Sin embargo cuando circulaban por la avenida Sendero Sur y al llegar al cruce con Revolución, los semáforos no estaban funcionando.

Según algunos vecinos que se acercaron al lugar refirieron que estos dejaron de funcionar desde la mañana del jueves y aunque fueron reportados estos no fueron reparados.

Presuntamente el conductor de la camioneta Gilberto Flores, cruzo la avenida y segundos después su camioneta fue impactada por una camioneta BMW.

El fuerte choque materialmente dobló el lado derecho de la camioneta donde viajaba la víctima mortal y se volcó, quedando sobre el la izquierdo.

Para poder rescatar el cuerpo de Jesús, fue necesario utilizar del equipo de rescate urbano de la Cruz Verde de Monterrey.

Tras colocar colchones hidráulicos, los rescatistas retiraron el cierpo inerte del niño.

Los restos fueron trasladados al anfiteatro del Hospital Universitario.