25 de octubre de 2014 / 12:33 p.m.

Monterrey.- Salvo la incansable compañía de su esposa y de sus seres queridos, el joven Alfredo Rosado Gutiérrez, originario de Veracruz, murió en el abandono de las autoridades.

El ayudante general, de 28 años, perdió la batalla contra la muerte en el hospital Universitario, a dos semanas de que fuera arrollado por una camioneta.

La Secretaría del Trabajo no ha intervenido, pese a que su patrón nunca le proporcionó Seguro Social, y dejó a su suerte a la familia.

El Ministerio Público liberó al conductor, cuando aún se deben 450 mil pesos en el hospital, además de los funerales.

A causa del atropello Alfredo perdió su pierna derecha, y sufrió daños graves en los riñones y los pulmones.

Un punto extraño es que, apenas el jueves, al acudir a verificar el caso ante el Ministerio Público de San Jerónimo, el fiscal David Cisneros les entregó cinco de ocho ampolletas, con valor de mil 80 pesos cada una, que el paciente requería de urgencia.

Los deudos exigen que la Secretaría de Trabajo requiera al patrón de Alfredo, el ingeniero José Manuel Tamez, y que el Ministerio Público actúe con transparencia y justicia.

 

FOTO: Agustín Matrtínez

AGUSTÍN MARTÍNEZ