SANDRA GONZÁLEZ
3 de agosto de 2016 / 10:44 a.m.

MONTERREY.- Una llamada anónima puso en jaque a elementos de la Procuraduría de Justicia que realizaron un despliegue en pleno centro de Monterrey y todo resultó en una falsa alarma.

A las 09:30 horas de este miércoles se recibió una llamada en el 066 acerca del robo a negocio en el cruce de las avenidas Juárez y Madero, donde se ubican varias joyerías.

La persona describió vestimenta, vehículos y armas.

Sin embargo al arribar al sitio, los agentes ministeriales se entrevistaron con los trabajadores de los negocios quienes descartaron cualquier incidente.

El despliegue obligó a los elementos a imprimir velocidad a las patrullas lo que pone en riesgo a los propios elementos y transeúntes por lo que la llamada en falso será investigada.