TELEDIARIO DIGITAL    
26 de diciembre de 2014 / 04:22 a.m.

Monterrey.- Una familia del municipio de Apodaca no se imaginó que mientras disfrutaban con sus seres queridos la noche del 24, un incendio consumía su patrimonio.

El padre de familia, Marco Antonio Torres Gómez contó que un cohete que cayó en el patio de la vivienda fue lo que ocasionó que los muebles, ropa, recuerdos personales e inclusive el taller donde labora para hacer escobas y trapeadores se quemaron.

"Llegamos (de la reunión) y nos avisaron que todo estaba quemado y encontramos que todo no estaba bien. Por un cohete que prendieron de las fiestas navideñas nos quedamos sin nada".

Vecinos de la colonia Valle del Huinalá ayudaron a limpiar y retirar los objetos que se convirtieron en cenizas.

Por lo pronto ellos dicen que dormirán en casa de familiares, mientras inician de nuevo.