FRANCISCO JAVIER CANTU | MULTIMEDIOS DIGITAL
27 de julio de 2015 / 01:59 p.m.

Ciénega de Flores.- Para mitigar el calor y salir de la rutina, cada verano la familia Echazarreta tenía la costumbre de visitar el parque recreativo “La Turbina”. Así que este fin de semana prepararon las maletas, los alimentos y los vehículos y viajaron en caravana de Monterrey a Sabinas Hidalgo.

La visita al paraje recreativo duró poco. Lo que sería un domingo familiar terminó en tragedia. De regreso, un matrimonio y su hija, una jovencita menor de edad, murieron tras protagonizar un accidente en el kilómetro 53 de la Carretera Libre a Laredo.

Los Echazarreta Terán regresaban a las 22:20 horas del domingo hacia la capital del Estado, pero a la altura del municipio de Ciénega de Flores, un camión de tres y media tonelada, invadió carril y chocó de frente contra el taxi donde viajaban. Tras el impacto, el vehículo de alquiler fue chocado por la camioneta de uno de sus familiares, para después terminar volcada.

El resto de los familiares y amigos de las víctimas bajaron de sus vehículos y quedaron impresionados al ver las condiciones en las que había quedado el taxi y a unos metros el cuerpo de uno de los ocupantes.

Miguel Ángel Echazarreta Trujillo, su esposa Mayra Guadalupe Terán Márquez y su hija, Fernanda Echazarreta Terán, de 13 años, murieron de forma instantánea, según manifestaron los rescatistas de Protección Civil de Ciénega de Flores.

Los familiares no podían creer lo que había sucedido y arremetieron contra el conductor del camión de carga, quien fue golpeado por varios minutos hasta que llegaron los elementos de la Policía Federal División Caminos.

La pequeña Fernanda tenía pocas semanas de haber terminado la educación primaria y tenía la ilusión de iniciar el próximo ciclo en secundaria.

Esta familia tenía la costumbre de visitar el parque recreativo “La Turbina”, pero lamentablemente la noche de este domingo ya no lograron regresar a su domicilio.

Una persona cercana a las víctimas indicó que hace un año y medio, la hija mayor de este matrimonio había fallecido, aunque no mencionaron las causas, por lo que Miguel Ángel y Mayra Guadalupe se quedaron sólo con su hija menor, pero ahora ya todos se reunieron con la integrante que se les había adelantado en el camino.