9 de enero de 2015 / 01:38 p.m.

Monterrey.- Una familia de la colonia San Bernabé se salvó de morir intoxicada, luego de que, para mitigar el frío, introdujeron un brasero a su vivienda.El monóxido de carbono comenzó a invadir la vivienda y a causar estragos en los habitantes, pero ellos despertaron al sentir náuseas y fuertes dolores de cabeza.El incidente fue reportado en la calle Riolita número 6309 en la citada colonia.Los paramédicos de la Cruz Verde auxiliaron a un matrimonio y a sus dos hijas, a quienes trasladaron a la Unidad de Servicios Médicos Municipales.Las personas afectadas fueron identificadas como José Cruz Delgado Lumbreras, de 56 años de edad; Leobaldina Salazar González, de 53; así como Maricruz y Sara Abigaíl Delgado Salazar, de 21 y 15 años, respectivamente.FOTO: Agustín MartínezAGUSTÍN MARTÍNEZ