AGUSTÍN MARTÍNEZ
16 de septiembre de 2017 / 04:41 p.m.

SANTA CATARINA.- En condiciones graves se encuentran un matrimonio y su hijo, después de que sufrieron severas quemaduras al explotar un tanque de gas butano en su domicilio, en Santa Catarina.

El accidente sobrevino después de que el padre de familia cambió el cilindro que abastecía a un calentador de agua, pero una deficiente instalación dio lugar a fugas en las conexiones, y finalmente el combustible llegó hasta la flama.

En esos momentos la señora y su hijo estaban en la cocina, desayunando.

Este caso tuvo lugar en el número 232 de la calle San Pedro El Alto, en la colonia San Gilberto.

Las personas lesionadas son José Luis Arredondo Navarro, de 53 años de edad; Juana Mendiola Ramírez, de 51, y José Luis Arredondo Mendiola, de 25.

El primero presenta quemaduras de segundo grado en el 75 por ciento de la superficie corporal, principalmente en la cara, el tórax y las extremidades.

Su esposa sufrió heridas del mismo tipo en los brazos y las piernas, abarcando aproximadamente el 45 por ciento del cuerpo.

El hijo de ellos, por su parte, presenta quemaduras superficiales de primer y segundo grado en poco más del 20 por ciento de la piel.

El estado de salud de las tres personas es grave, pues sus lesiones sí ponen en peligro la vida y tardan más de 15 días en sanar.

Socorristas de la Cruz Roja y de Protección Civil Municipal les brindaron los primeros auxilios y los trasladaron al hospital de Zona número 21 de Seguro Social.


dat