AGUSTÍN MARTÍNEZ
26 de mayo de 2016 / 12:48 p.m.

Monterrey.- A los casos dolosos que permanecen impunes en las agencias del Ministerio Público se suman los que corresponden a accidentes viales, en los que víctimas o familiares esperan justicia desde hace meses o años.

Es la situación de una familia de la colonia Azteca, en Guadalupe.

El señor Aurelio Aros Martínez, de 61 años, falleció el 10 de julio de 2015, cuando su automóvil fue impactado por un tráiler en el Libramiento Noroeste, en Escobedo.

El trailero huyó, y es fecha que la Procuraduría ha sido tibia para atraer a los dueños de la línea, "Grupo Cuevas", de Daniel Cuevas Hernández, de Fresnillo, Zacatecas.

Además del dolor por la ausencia del ser querido, los deudos enfrentan un sentimiento de impotencia, además de la desconfianza hacia las autoridades.

Durante semanas esperaron que el fiscal se pusiera a trabajar. En la transición al Gobierno de Jaime Rodríguez se mantuvieron en contacto con él mediante redes sociales, pero el mandatario faltó una vez más a su palabra.

El joven recuerda a su padre como un hombre trabajador, que siempre les dio un buen ejemplo y los guió por el buen camino.