MULTIMEDIOS DIGITAL
11 de febrero de 2016 / 09:36 a.m.

Monterrey.- Familiares de los internos lograron abrir el barandal trasero del penal del Topo Chico que era resguardado por el grupo Antimotines.

A pesar de los forcejeos, las más de 500 personas permanecieron afuera del penal.

Autoridades que se encontraban resguardando el centro penitenciario comenzaron a lanzar gas lacrimógeno a las personas,por lo que se desató una segunda trifulca.

Decenas de personas comenzaron a lanzar piedras a los guardias y patrulleros que se encontraban en el perímetro del penal, sin lograr ingresar al centro penitenciario.