6 de julio de 2014 / 09:01 p.m.

Santa Catarina.- Horas después de que un incendio consumió 30 tejabanes en el Arroyo el Obispo en el municipio de Santa Catarina, las familias afectadas buscaron entre las cenizas algún bien que rescatar.

El panorama era desolador en el predio irregular, ubicado cerca de la colonia Pro Vivienda Tepeyac. Los retablos de madera, láminas y cartón que sirvieron como paredes y techos de las humildes viviendas formaban parte de la mancha negra en medio del asentamiento.

El olor a quemado impregnó el ambiente. Todavía salía humo en algunos rincones cuando los moradores empezaron a remover los escombros para levantar nuevamente sus viviendas.

En esa tarea estaba la señora Luz María, quien a pesar de tener un departamento en el municipio de Escobedo, donde la reubicaron después del Huracán Alex, quiere seguir su vida en el predio irregular.

"Me quedé aquí porque aquí está mi vida, mi esposo trabaja aquí, aquí está mi familia. No sabemos qué solución vamos a tomar, a veces las cosas salen y a veces no. Lo que queremos es que nos solucionen aquí, llegar a un acuerdo jurídico, no se los pedimos regalado pero poco a poco si nos ayuda Fomerrey para que nos den un pedacito", dijo.

A los afectados solo les quedó correr para ponerse a salvo. Todos coincidieron en que el fuego se propagó tan rápido que no tuvieron oportunidad de rescatar sus pertenencias.

Don Evaristo López pasó la noche con sus hijos en un albergue habilitado por el municipio, pero regresó por la mañana para tomar una decisión junto a su esposa.

"¿A dónde vamos a ir?, no tenemos nada y aquí está todo lo que conocemos, donde crecieron los niños y aquí hay que volver a levantarse", mencionó.

La mañana de este domingo Desarrollo Urbano del municipio realizó un censo para saber el número exacto de familias afectadas, información preliminar indica que fueron ocho lotes los incendiados.

Aparentemente el siniestro fue provocado por un corto circuito ya que las instalaciones eléctricas son hechizas, según la versión de Protección Civil del municipio de Santa Catarina.

FOTO: ArchivoSANDRA GONZÁLEZ  CORTÉS